Pimeras sesiones con el psicólogo

Si estás pensando en llevar a tu hijo al psicólogo, este post te va a dar información y pistas de cómo irán las primeras sesiones. También puede ser de gran ayuda para psicólogos que empiezan en el mundo de la psicoterapia.


1. ¿Qué psicólogo elegir?

  • Podéis preguntar a amigos o familiares si conocen a algún psicólogo infanto-juvneil y/o podéis buscar en Google.
  • Buscad centros de psicología cerca de casa o de la escuela, ir a terapia tiene que ser algo práctico y logísticamente factible (si tenéis 2h de camino al final dejaréis de ir).
  • Mirar el CV del psicólogo o buscarlo en Linkdin nunca está de más, pero hasta que no lo conozcáis no sabréis si os gusta. 
  • Mirar si ofrece terapia online, a domicilio o presencial en gabinete.

 

2. Primer contacto.

  • Una vez elegido el centro o psicólogo, enviadle un email o llamarlo para explicarle por encima el motivo de consulta y que pueda determinar si es un caso que puede aceptar o bien, derivar. Este primer contacto es gratuito.
  • Preguntar tarifas y si hay bonos (normalmente la sesión sale más económica). Las sesiones oscilan entre los 30 -60€ aprox.
  • Las sesiones tienen una duración de 50-60min. Si el paciente es un niño muy pequeño se hace un descanso activo (juego o hablar de otro tema) a la mitad.
  • Preguntar si tiene disponibilidad que se ajuste a la vuestra.

 

3. Primera sesión con padres.

  • Cuando se trata de niños normalmente a la primera sesión acuden los padres o tutores legales. Es una sesión para recabar todo tipo de información sobre el niño, su historia de vida y su entorno. Se puede alargar a 1:30h de sesión.
  • Se tiene que firmar el Consentimiento informado, conforme los padres o pacientes mayores de 16 años dan permiso para almacenar los datos personales, grabar las sesiones, compartir información con otros profesionales…
  • El psicólogo os explicará el funcionamiento de las próximas sesiones. Normalmente son semanales durante unos meses y luego se pueden ir espaciando en el tiempo (cada 15 días, 1 al mes…).

 

4. Primera sesión con el paciente.

  • Las primeras sesiones son muy importantes ya que se construye la alianza terapéutica, es decir, la relación de confianza entre el psicólogo y el paciente.
  • Yo nunca tomo apuntes para que no sea tan violento para el niño. Conduzco la sesión como una conversación distendida donde los dos preguntamos sobre el otro y le explico en qué consiste ir a terapia.
  • Al finalizar la sesión, hago un feedback a los padres o envío emal/whatsapp si no vienen a recogerlo.
  • En la primera sesión siempre hago 2 ejercicios: el primer ejercicio que hago es el de establecer unas normas. Estas normas o límites dan seguridad al paciente y le permite autogestionarse. Son normas pactadas entre los dos y que se tienen que cumplir por parte de los dos.
    Os lo podéis descargar haciendo clik aquí.
    Ejemplos de normas: todas las emociones son válidas y bienvenidas; nos escuchamos; no juzgamos;  si nos equivocamos lo volvemos a intentar; si tenemos dudas preguntamos sin miedo…
  • El segundo ejercicio consiste en describirse a él mismo, valorar del 0 al 10 el grado de intensidad de cada adjetivo descrito y por último, escribir sus aficiones.
    También os lo podéis descargar haciendo clik aquí.
    Como veis, siempre me gusta personalizar los ejercicios en función de los gustos de cada niño.

5. Siguientes sesiones.

  • El psicólogo establece unos objetivos y se van reajustando en función de cómo vayan las sesiones.
  • Yo trabajo con materiales de propia creación porque me permite una máxima adaptación a cada paciente y a sus intereses. Estos los uso en terapia o se los doy al paciente y a los padres para que vayan trabajando paralelamente en casa. Pero no siempre os encontraréis con esta situación.
  • El psicólogo irá haciendo seguimiento con vosotros y llegado el momento, espaciará las sesiones o las dará por finalizadas.

 

¡Observaciones importantes!

  • Si vais a terapia y por algún motivo decidís dejarlo, por favor, avisad al psicólogo y explicarle abiertamente el motivo del abandono. Pero no hagáis bomba de humo porque es muy frustrante para el psicólogo. A mi me ha pasado y sabe muy muy mal 🙁
  • La terapia necesita tiempo, igual que una dieta para perder peso o una rehabilitación postoperatoria. Lo siento, necesitaréis paciencia y la tendréis que transmitir a vuestros hijos. 
  • El trabajo diario es la clave para el cambio que buscamos. Es mejor hacer cada día un poquito que mucho en un solo día.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.